Todo ser humano tiene en su ADN el concepto empresarial, todos queremos tener nuestra propia empresa o negocio y muchas veces desarrollamos esta idea por instinto, por casualidad o por diferentes circunstancias que se presentan en la vida; y es aquí donde se comete el primer  gran error que lleva al fracaso, a la quiebra y a la perdida de grandes cantidades de dinero.

De cada diez empresas que se crean al cabo de un corto tiempo no subsisten sino tres y a largo plazo una, esto sucede no solo  por nuestra inestable economía, por los impuestos o cualquier otra situación que se pueda presentar y que es necesario considerar, la mayoría de los casos el hecho de que las empresas o negocios no funcionen se debe a que no han sido planeados, no dedicamos tiempo ni recursos o simplemente no se cree importante construir la empresa primero sobre el papel, hacer un estudio de mercado, hacer un plan de negocio, un proyecto de empresa.

Este ejercicio nos puede salvar de perder mucho dinero, nos puede dar la dirección correcta sobre la cual avanzar, se convierte en la guía del desarrollo de la empresa y sobre todo nos va a decir si la empresa es viable o no.

A partir de hoy la Corporación para el Desarrollo Empresarial CS, quiere dotar de herramientas a todos los emprendedores y empresarios que quieran desarrollar con éxito su idea de negocio, esperamos que sean de gran utilidad.

Estudio de mercado

Estudio de mercado es el conjunto de acciones que se ejecutan para saber la respuesta del mercado en lo que tiene que ver con demanda,  proveedores, competencia y oferta ante un producto o servicio.

Se analiza la oferta y la demanda, así como los precios y los canales de distribución.
El objetivo de todo estudio de mercado es la de determinar  una visión clara de las características del producto o servicio que se quiere introducir en el mercado, y un conocimiento exhaustivo de los interlocutores del sector. Junto con todo el conocimiento necesario para una política de precios y de comercialización.
Con un buen estudio de mercado nos debería quedar clara la distribución geográfica y temporal del mercado de demanda. Cuál es nuestro mercado objetivo con el perfil más completo, (sexo, edad, ingresos, preferencias, etc.), cual ha sido históricamente el comportamiento de la demanda y que proyección se espera, u mejor aún  si los productos o servicio viene a aportar valores añadidos y ventajas competitivas, análisis de precios y su evolución de los distintos competidores dentro de un marco geográfico ya determinado.
Con respecto a la competencia, necesitaremos un mínimo de datos, quienes son y por cada uno de ellos volúmenes de facturación, cuota de mercado, evolución, empleados, costos de producción, etc.

Dependiendo de la profundidad de la investigación y los recursos con que se cuente, se puede contratar un  equipo para el estudio de mercado.
En un estudio de mercado ambicioso y con los recursos necesarios, se debe de contar con  un consultor, consejero o empresario capaz y responsable de la creación de un plan estratégico y de Marketing, o se puede encargar la investigación a una empresa con experiencia y conocimientos para la  investigación.
Esta empresa realiza dependiendo de los objetivos y recursos, un plan de investigación donde se identifican las necesidades de información y la forma de captación. También, suele ser necesario  concretar algunos datos o conclusiones iníciales con análisis cualitativos, grupos pequeños o entrevista directa con los interlocutores más validos (clientes, proveedores, competencia)

Estas entidades suelen contar con grupos de personas dispuestas a contestar encuestas o. También suelen disponer de equipos de encuestadores físicos y de telemarketing con call centers especializados en encuestas.